¡Somos Familia! Encuentro Diocesano Educadores Católicos

Junto a nuestro obispo, Mons. Daniel Fernández Torres, la Superintendencia de Escuelas Católicas de Arecibo y todos los colegios de nuestra diócesis se están comprometiendo a hacer experiencia de comunión, a ser: la familia de escuelas católicas.

Es por esto que con mucho gozo se encontraron los Educadores de los Colegios Católicos de la diócesis, en la Parroquia del Sagrado Corazón de Quebradillas para vivir un momento de oración, reflexión y envío, como familia de escuelas católicas. Las palabras “encuentro”, “acogida”, “compromiso” definen la experiencia hecha.

La actividad dio inicio con la acogida mutua, con un saludo, que se ofrecieron los presentes entre cantos de alegría. Experimentamos el gozo de haber dicho presente, viniendo de los diversos rincones de la diócesis: Orocovis, Corozal, Vega Baja, Manatí, Barceloneta, Ciales, Arecibo, Hatillo, Isabela y Quebradillas, y de acogernos con un saludo de fraternidad. Los participantes tuvieron la posibilidad de dejar el lugar donde estaban sentado, para ir al encuentro de los hermanos educadores de los otros colegios.

Se vivió un momento de oración, que nos recordó que Quién nos convocaba es el Maestro por excelencia, Jesucristo. El Maestro deseaba estar con nosotros para fortalecernos, consolarnos e iluminarnos, para luego, como con sus discípulos, enviarnos.
A través de la presentación propuesta por P. Feliciano Rodríguez, Director del Instituto de Pastoral Nacional de Puerto Rico, pudimos reafirmar el rol fundamental del educador cristiano ante la situación socio-religiosa del mundo de hoy. Vimos la importancia de educar, y sobre todo, de educar bien, ante las “brechas” que el mundo actual enfrenta a nivel económico, ecológico y cultural-espiritual. Nuestra fe y valores cristianos no son una mera ilusión, sino una respuesta concreta y válida a este contexto histórico actual.

Luego de estas palabras iluminadoras, celebramos la fraternidad y el compromiso de ser educadores-evangelizadores, junto a nuestro Pastor, Mons. Daniel. Durante la Celebración de la Eucaristía, sus palabras nos llevaron a dirigir nuestra mirada a la Santísima Trinidad y contemplar la vida de relación, de comunión y de misericordia, que como cristianos estamos llamados a vivir y comunicar. En este Año Jubilar de la Misericordia, nos invitó a reflexionar y poner en práctica las Obras de Misericordia, de modo particular, las Espirituales: aconsejar, enseñar, corregir, consolar, perdonar, soportar con paciencia y rogar a Dios; obras que diariamente tenemos la oportunidad de aplicarlas en nuestro quehacer de educadores, en nuestro ámbito de trabajo. Estas nos ayudarán a ser auténticas comunidades educativas y evangelizadoras.

Con estos significativos compromisos deseamos continuar nuestro servicio a Dios, a la Iglesia y a los hermanos, de modo particular, en nuestros estudiantes y padres.

No se admiten más comentarios