Primera Convención Residencial de Escuelas Católicas de la Diócesis de Arecibo

Animados con el lema “Unidos hacia la excelencia académica basada en Valores”, se llevó a cabo, con gran éxito, la Primera Convención Residencial de Escuelas Católicas de la Diócesis de Arecibo. La misma se realizó en el Hotel Río Mar Beach Reasort los días 4, 5 y 6 de agosto de 2010.

La Convención Residencial contó con la participación de más de 350 educadores entre directores, principales, maestros y personal de apoyo de 13 colegios de la Diócesis de Arecibo. Esta actividad consistió de una Academia de Desarrollo Profesional (tres días) sufragada con fondos federales Título II-A para directores, principales y maestros de Ciencia, Matemática, Español, Inglés, Bellas Artes, Estudios Sociales e Historia; y Talleres (dos días), sufragados con el auspicio de diversas entidades privadas, para maestros de Educación Física, Consejeros, Trabajadores sociales, maestros de computadora, salud, bibliotecarios y nuestros apreciados maestros de Religión.

La Convención Residencial fue una iniciativa del Superintendente de las Escuelas Católicas de la Diócesis, el Señor Juan Valdés Lazo que deseaba iniciar el año académico 2010-2011 con una actividad para los educadores católicos de la Diócesis que fuera espacio e instrumento para promover la fraternidad, crecer como comunidad católica y a la vez un medio para el desarrollo profesional de los educadores.

La idea fue acogida con mucho entusiasmo por todos los Directores y Principales de los Colegios de la diócesis quienes se encargaron de llevar el mensaje a los maestros y motivarlos para que participaran de esta nueva experiencia.

Hay que señalar que se contó con los servicios y la experiencia de la compañía Houghton Mifflin Harcourt que se encargó de desarrollar la Academia. Además, un equipo de principales asumió responsablemente el reto que representó organizar la logística de la Convención.

Durante la convención los educadores intercambiaron ideas sobre su misión y la responsabilidad que en ellos recae de educar y evangelizar. También, se preparó un salón para celebrar, después de los trabajos, la Santa Eucaristía. En las noches se organizaron actividades para que los maestros demostraran el talento artístico que hay en los colegios y compartieran en grupos sus impresiones sobre los diferentes temas presentados.

Al final de la actividad la mayoría de los maestros expresaron su satisfacción con el desarrollo de la Convención y el deseo de que se repita la misma el próximo año.

Versión en Adobe PDF

No se admiten más comentarios