Escuelas Católicas: comunidades de fe, conocimiento y servicio

Con el lema “Escuelas Católicas: comunidades de fe, conocimiento y servicio” se celebrará en todo Puerto Rico la Semana de la Escuela Católica del 5 al 11 de febrero de 2017.

En cuanto al lema nos unimos a las escuelas católicas de Estados Unidos. Comunidades, fe, conocimiento y servicio son conceptos que están en el centro de una educación católica.

Comunidades. La escuela la hace su gente. Personal directivo, docente y de apoyo, estudiantes y familias, fieles a Dios y al prójimo, unidos por un proyecto común: la formación humana integral basada en los valores del Reino de Dios.

Fe. La fe es el origen y la motivación principal de la escuela católica. La escuela es católica porque nace del encuentro con Jesús para que la formación humana sea cristiana. Porque solo en Cristo el ser humano encuentra su realización según el amor de Dios. En la escuela católica la educación debe ser evangelizadora.

Conocimiento. Para aprender es que los estudiantes están en la escuela católica. Somos comunidades de aprendizaje que persiguen la excelencia académica en y a través de sus asignaturas. Somos “escuela”, institución que se dirige por estándares educativos, principios pedagógicos y estrategias de enseñanza-aprendizaje modernas, con base científica, humanista y trascendente.

Servicio. La escuela católica quiere formar líderes éticos al servicio de la Iglesia y la sociedad. La escuela católica forma para ser cristianos auténticos, conscientes de sus problemas y de los demás. Para ser servidores de la Palabra, de la oración y de la misericordia, “en el mundo sin ser del mundo” (Juan 17,11.16), reafirmando el valor de la persona humana.

En este año de la Familia en la Diócesis de Arecibo pedimos de manera especial por las familias de las escuelas católicas. Que nuestras escuelas y familias sirvan a Dios. Escuela Católica en unidad con la Familia, compartiendo una misma fe, esperanza y caridad en el Espíritu de Dios.

La fe, el conocimiento y el servicio son tres medidas por las cuales cualquier comunidad educativa católica puede y debe ser evaluada.

En esta Semana de la Escuela Catolica, invito a todos dar gracias por el don de Dios que significa la escuela católica para la Iglesia y la sociedad.

Juan A. Valdés Lazo, Ed.D.

@JAvl2017@.

No se admiten más comentarios